Las excusas

las escusasHace algún tiempo, asistía a un seminario en el que me topé con la siguiente afirmación:

– Las personas exitosas son quellas que hacen las cosas que las personas que no lo son, no quieren o no les gusta hacer.

En lo personal fué algo que, como decimos en México…. cayó como anillo al dedo. Para muchos de nosotros, el éxito de algunas personas no es más que el producto de su buena suerte, de haber estado en el lugar correcto en el momento preciso.

Nos hemos equipado con una base muy sólida de ¨Razones¨ para justificar porqué en algún momento dejamos pasar alguna actividad o tarea que sabemos que tenemos que hacer.

Así pues, si alguien nos cuestiona sobre ¿Porqué siempre llegamos tarde a una cita?, podemos explicar con suficiente seguridad las ¨razones¨ de esto: el tránsito excesivo, la lluvia, el mal funcionamiento del vahículo, cierre de vialidades, mal estado del camino… etc., etc., etc.

Así que sempre tendremos una EXCUSA… perdón, una buena ¨Razón¨ para justificar cuaquier cuestionamiento sobre nuestra falta de efectividad.

– ¿Porqué no estas buscando otro empleo si siempre te quejas del que actualmente tienes?

– ¿Porqué no has usado el equipo de ejercicio que compraste hace un año?

– ¿Porqué sigues haciendo las mismas cosas, si quieres tener otros resultados?

La respuesta a la afirmación que te compartí al principio fué: No es que a las personas exitosas les guste hacer lo que a los demás no, simplemente han hecho de esto un hábito, de esta manera comenzaron a hacer las tareas de forma automática.

La diferencia está, en cultivar hábitos que nos lleven en la dirección en la que queremos ir, sustituírlos por quellos que te están dando los resultados que no deseamos tener.

¿Cuáles son los hábitos que hoy te están ayudando?

Identifícalos, simplemente pregúntate:

– ¿Me acerca o lleva en la dirección en la que quiero ir?

Sé paciente… un mal hábito que ha vivido por años no se puede extinguir en un par de días.

Sé constante… basta comenzar con uno, y te aseguro que comenzarás a ver cambios en tus resultados.

Por ejemplo, si siempre vives ahogado en deudas, comienza a poner orden… anota todo el dinero que recibes y sé espacífico en cada punto en lo que lo gastas. Verás que te sorprenderá el darte cuenta cuánto dinero usas en cosas inecesarias que podrías estar ahorrando. Y desde luego TOMA ACCIÓN para hacer los ajustes necesarios.

Lo mismo sucede con el tiempo, ese que nunca te alcanza para hacer las actividades que siempre se quedan en planes, la puntualidad, el ejercicio, bajar de peso… en fin, todos esos hábitos que pueden llevarte a la calidad de vida que estas buscando.

– ¿Cuáles son esos hábitos de los que te agradaría deshacerte?

– ¿Has pensado en cuáles te agradaría adoptar?

Como siempre agradezco el espacio que has dedicado a este post, y más los comentarios que puedas compartir.

 

 Javier Sánchez

Leave a Comment

Filed under Manejo del Tiempo Personal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *